jueves, 26 de diciembre de 2013

'Nunca más publicaré en Nature o Science' Randy Schekman premio Nobel de Medicina 2013


En este año que termina se han eliminado cerca de 2.000 artículos de biomedicina y ciencias publicados en revistas de divulgación científica. Esto por increíble que nos parezca, habla de que en todas las actividades,
existe quien hace trampa. Todos estos artículos no fueron más que fraudes, y en muchas ocasiones un plagio.

Se sospecha que quizás haya mas fraude no detectados, por lo sofisticado de los temas. Parece que 
se ha impuesto publicar temas que atraigan a los lectores en las publicaciones de revistas científicas, que antes tenían una reputación científica. Muchas de estas revistas tienen una motivación distinta a la ciencia, que es la moda, muchas de estas publicaciones destinadas a la divulgación de la ciencia han tenido que desdecirse, como ejemplo 'Science' ya se ha retractado de 70 artículos y 'PNAS' de 69. 

Un motivo para esta multiplicación de textos, se debe a que se premia a los autores que publican más trabajos. El investigador más fraudulento de la historia de la medicina es Yoshitaka Fujii, el anestesista japonés que inventó un total de 172 artículos científicos entre 1993 y 2011 según el comité de expertos creado por la Sociedad Japonesa de Anestesistas. El japonés publicó sus investigaciones fraudulentas en más de una veintena de publicaciones especializada. Fujii usó sus artículos científicos para trabajar en la Universidad y recibir fondos públicos para sus estudios.

Fujii fue expulsado como profesor asociado de anestesiología en la Facultad de Medicina de la Universidad Toho (Tokio) . Toho abrió una investigación el mes siguiente y halló ocho artículos en los que Fujii falseó datos y recogió ensayos clínicos hechos sin aprobación del comité ético. El comité afirmó que lo que ha hecho el japonés es igual que si “alguien se sentara en su mesa de despacho y escribiera una novela a partir de una idea de investigación


La denuncia: 

'Nunca más publicaré en Nature o Science', "Son como diseñadores de moda o la cultura del bonus de Wall Street" y agrega: el número de estudios que seleccionan estas "revistas del lujo" hace que se parezcan mucho a "diseñadores de moda que hacen una edición limitada de bolsos" "Igual que Wall Street necesita romper con la cultura del bonus, los científicos debemos romper con la tiranía de las revistas de lujo. El resultado será una investigación mejor que sirva a la ciencia y a la sociedad", y agrega: el restringido número de estudios que seleccionan estas "revistas del lujo" hace que se parezcan mucho a "diseñadores de moda que hacen una edición limitada de bolsos" este pronunciamiento lo ha hecho Randy Schekman premio Nobel de Medicina 2013 y ha solicitado a los científicos un boicot para las grandes revistas tales como: Nature, Sciencia o Cell,  por el daño que estas publicaciones le están haciendo a la ciencia, ya que asegura que estas revistas valoran más el impacto que puedan tener los estudios que recogen, que su propia calidad. Y los responsables de editar estas publicaciones no son científicos y su criterio es el eco mediático de las mismas.

Sin duda es una grave acusación. Pero al parecer los criterios comerciales están prevaleciendo  en  estos medios científicos olvidándose de la ética Randy Schekman continua explicando su postura: "Yo mismo he publicado en las grandes marcas, incluyendo algunos de estudios científicos que me valieron el Nobel, pero ya nunca más". Finalmente ha animado a los cientificos a no publicaren estas revistas, pero esta consciente de que no publicar en ellas puede suponer un problema para muchos científicos, cuyo acceso a becas y proyectos depende en gran medida de en qué revistas hayan aparecido sus trabajos. Pero para ello dice existen otras pusbslicaciones de difusión gratuita, que aceptan los textos por su calidad científica.


Se ha referido también  a otro problema al factor de impacto, que mide el número de veces que algún artículo es citado. Scheker apunta, estas citas pueden deberse a que sea un buen trabajo, pero también a que sea llamativo o provocador y cita algunos de los ejemplos más llamativos en los que revistas como Science se han visto obligadas a retractarse tras publicar algún estudio fraudulento.


Los premios Nobel este año fueron  a los los físicos François Englert y Peter Higgs —teóricos de la celebérrima partícula subatómica—, a los químicos Martin Karplus, Michael Levitt y Arieh Warshel; los receptores del premio de Medicina fueron James Rotham, Randy Schekman y Thomas Sudhof; en economía los galardonados fueron los economistas Eugene Fama, Lars Peter Hansen y Robert J. Shiller, por su estudio empírico de los precios de los activos, y en literatura Alice Munro por su obra literaria.

-
Pues ahí esta el llamamiento del premio Nobel: "debemos romper con la tiranía de las revistas de lujo. El resultado será una investigación mejor que sirva a la ciencia y a la sociedad" que bien se puede extender a los lectores de estas revistas. Usted lo decide



 Randy Schekman recibiendo el Premio Nobel  por el Rey de Suecia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada